ACTIVIDAD

.01

PAVIMENTOS CONTÍNUOS

Los pavimentos continuos ofrecen una excelente calidad y acabado a precios competitivos respecto a los sistemas tradicionales (suelos con juntas). Son aplicables tanto en exteriores como en interiores, impermeables y cubren las necesidades de resistencia mecánica y química que exige la actividad industrial. Son altamente recomendables en la industria química, farmacéutica y alimentaria ya que cumplen con los requerimientos higiénicos que exigen dichos sectores.

Los pavimentos continuos permiten reparar y renovar de forma económica suelos interiores y exteriores sin obras y sin tener que eliminar el viejo pavimento. Requieren menor tiempo de instalación que los sistemas tradicionales, y según el tipo de proceso es posible su aplicación sin necesidad de paralizar la producción gracias al secado rápido, la toxicidad y la ausencia de olores. Existe una amplísima gama de acabados, tanto en colores como en texturas, siendo sistemas muy utilizados en las grandes superficies comerciales e industriales.

La preparación de la superficie es fundamental para asegurar un resultado óptimo. Mediante diferentes técnicas se eliminan las impurezas y contaminantes de las superficies dotándolas de textura para favorecer la adherencia del producto.

Los recubrimientos continuos más usuales son:

Pinturas y Selladores: Basados en ligantes de resinas epoxi, poliuretanos o acrílicas, con o sin disolventes. Sellan los poros y confieren al suelo resistencia al desgaste, propiedades antipolvo, estanqueidad, facilidad de limpieza y resistencia a la abrasión. Especialmente indicados para aparcamientos, naves industriales, etc.

Autonivelantes: Constituidos por un ligante basado en las mismas resinas pero combinadas con cargas minerales, forman un mortero fluido que, una vez endurecido, tiene un aspecto uniforme, muy liso y de baja porosidad. Son especialmente aptos para los requerimientos higiénicos extremos y ofrecen alta resistencia frente a la abrasión y al desgaste. Así mismo ofrecen amplias posibilidades decorativas.

Multicapas: Desarrollados a partir de los morteros autonivelantes, emplean también las resinas ya comentadas. Consisten en una primera aplicación de imprimación mezclada y espolvoreada con arena, sobre la cual se aplica resina pigmentada especialmente formulada para capas finas y arena de cuarzo en proporciones variables. La última capa admite áridos decorativos.

Cementosos: Se trata de recubrimientos a base de agregados minerales y resinas, aplicable en espesores variables de entre 3 y 10 mm con buenas propiedades mecánicas y que permiten lograr efectos decorativos muy apreciados actualmente por arquitectos e interioristas. Su uso se ha hecho habitual en locales comerciales, cocinas, baños, etc. Con diversas técnicas de trabajo y diversos materiales se consiguen multitud de propiedades y efectos. Es el caso de los sistemas superpulidos, terrazos continuos, microcementos, etc.