ACTIVIDAD

.03

PROTECCIÓN PASIVA CONTRA INCENDIOS – PINTURAS INTUMESCENTES

La norma básica de la edificación (CTE y RSCIEI) y las ordenanzas locales establecen la obligatoriedad de la protección pasiva y activa contra el fuego en edificios, establecimientos de uso público y establecimientos industriales.

Para evitar el desplome por calor de las estructuras industriales éstas deben protegerse y aislarse con materiales que retrasen el calentamiento, como los morteros de perlita/vermiculita o las pinturas intumescentes, entre otros.

Estos materiales, en contacto con el fuego producen una reacción físico-química que incrementa su volumen hasta cien veces el espesor original, con lo que la espuma formada, con un coeficiente de transmisión térmica muy bajo, aísla y protege la estructura metálica de la acción del fuego. El tiempo de estabilidad al fuego dependerá de los espesores aplicados y del factor de forma del perfil.

El acabado de los morteros de perlita/vermiculita tiene un aspecto de color blanco marfil y tacto rugoso. Puede ser pintado posteriormente del color a escoger.

El acabado de la pintura intumescente es más liso y estético que la perlita. El color base de la pintura es el blanco mate, pero puede aplicarse opcionalmente una capa de esmalte satinado ignífugo del color a escoger según la carta de colores RAL.

Al término de las obras entregamos certificados y ensayos según las normas vigentes.