PROYECTO

.01

CC.PP LA PROA – Palamós

ESTADO

Finalizado

CLIENTE

Comunidad de Propietarios "LA PROA"

 

El edificio de La Proa, situado en la playa de La Fosca de Palamós y construido en 1976, ha sido objeto de rehabilitación por parte de CERVERA, Sistemas de Pinturas, S.L. lo que ha conllevado la decoración y protección de más de 9000 m2 de fachada, 4000 m2 de espacios interiores comunes y el tratamiento anticorrosivo de más de 1400 m de barandillas.

Sin intervenciones significativas durante más de 40 años, en el año 2020 y afrontando todas las dificultades derivadas de la pandemia, se acometieron los trabajos que al fin otorgan a este edificio un aspecto cuidado y en armonía con su entorno.

Después de realizar un exhaustivo estudio técnico en el que se identificaron diversas patologías y tras definir una propuesta de colores coherente, se iniciaron los trabajos en las fachadas. Estos se realizaron mediante andamios colgantes que permitieron optimizar el coste y minimizar las molestias a los vecinos.

Los trabajos consistieron en:

  • Limpieza de la superficie: Se realiza una limpieza con agua a presión controlada y líquidos fungicidas.  Con ello se elimina la suciedad superficial y se erradican restos vegetales (hongos y líquenes) que debido a la orientación crítica de alguna de sus fachadas proliferan provocando manchas negras.
  • Reparación de los frontales de los balcones, cartelas y demás elementos estructurales dañados mediante morteros cementosos de altas prestaciones, previa desoxidación y pasivación de armaduras en caso de quedar al descubierto.
  • Relleno de pequeñas fisuras generadas por movimientos de contracción y dilatación mediante masilla acrílica reforzada con fibra de vidrio, especialmente indicada para este tipo de usos.
  • En los paramentos verticales y horizontales exteriores se aplicó (a dos colores) un revestimiento anticarbonatación, transpirable, impermeable y de alta resistencia al envejecimiento previa aplicación de una capa de imprimación fijadora para asegurar una perfecta cohesión con el substrato y una absorción uniforme del revestimiento.
  • Gran parte de las barandillas estaban muy deterioradas. Su exposición en primera línea costera genera tal nivel de corrosión que puede llegar a hacer desaparecer el acero de los tubos huecos que las conforman. Por ello, tras sustituir los elementos irrecuperables, se procedió a un lijado mecánico exhaustivo y a la aplicación de un sistema de pintura anticorrosivo consistente en dos capas de imprimación de epoxy fosfato de zinc (pigmento inhibidor de la corrosión) más dos capas de acabado de esmalte basado en resinas alquídicas modificadas con pigmentos antioxidantes, brillante, de alta estabilidad de color y excelente duración.
  • Pintado de paramentos verticales y horizontales de espacios comunes interiores mediante una capa de imprimación fijadora y dos capas de pintura plástica acrílica acabado mate.
  • Pintado de elementos metálicos interiores y exteriores, (puertas de ascensores, barandillas, carpintería metálica, etc.) siguiendo esquema similar al descrito anteriormente.
  • Suministro y colocación de un coronamiento de chapa galvanizada plegada de 2 mm de espesor en todo el perímetro de la cubierta con función de goterón.